assessment-center

En la actualidad para la evaluación del personal cada día es más habitual  encontrarnos con Assessment Center en las empresas, tanto de ámbito nacional como internacional, por ello queremos aportar algo de luz acerca de esta metodología.

El Assessment Center es una metodología que consiste en evaluar las competencias laborales de los participantes a través de la observación directa de sus comportamientos, utilizando para ello ejercicios próximos a la realidad de situaciones profesionales diversas.

Esta herramienta fue desarrollada a partir del concepto de multi-evaluación: una persona es analizada (evaluada) por diversos observadores, y cada competencia es evaluada a través de varias herramientas. Este proceso de evaluación gira en torno a la objetividad y racionalidad.

Son diversas las áreas para aplicar esta metodología: Selección; Detección del potencial/talento; Gestión de carrera; Movilidad interna; Definición de las necesidades de formación; Identificación de áreas de desarrollo.

Los beneficios que aporta además de cumplir los anteriores objetivos son entre otros el que esta desarrollado de forma personalizada, teniendo en cuenta las necesidades, cultura e historia de la empresa. Posee un alto nivel de aceptación entre los participantes, que comprender como, por qué y para qué son evaluados. Aporta resultados en los que la validez predictiva es importante. Aporta aspectos en la gestión de personas relevantes para la estrategia de negocio.

Existen ciertos límites como que es necesaria por parte de los clientes la definición precisa de los objetivos, necesidad de comunicación objetiva y amplia en torno a la metodología, y la participación activa en el proceso.

Como hemos dicho esta metodología se basa en una evaluación de competencias laboral.  Siendo las características definitorias de una competencia, que engloba un conjunto de comportamientos y que resulta de la integración de diferentes elementos: características de la personalidad, habilidades, motivaciones y conocimientos específicos. Que es observable y que tiene una utilidad concreta.

Las competencias varían de acuerdo con la función de la empresa. Para una función directiva, frecuentemente se evalúan las competencias de liderazgo, que tendrá un significado diferente dentro de cada organización y dependiendo del nivel de gestión del candidato. Un Assessment Center consiste, por tanto, en un análisis detallado de diversos factores, que conducen a un modelo de competencias específicas a un cargo, en una determinada empresa.

Un Assessment Center puede incluir test clásicos (test de aptitudes, cuestionarios de personalidad, etc., señalar las potentes herramientas que para tal efecto comercializa Saville Consulting), pero también incluye por lo menos, dos ejercicios de simulación. Los ejercicios de simulación son ejercicios que se aproximan a situaciones profesionales reales: puede tratarse de ejercicios de gestión, de resolución de conflictos, de análisis y presentación, in-trays, ejercicios de investigación de datos, de análisis de situaciones, etc.  La consistencia del Assessment Center se basa justamente en un conjunto de diversos métodos de evaluación.

Conviene resaltar que existe una variación en esta metodología que es el Assessment Individual que mantiene los mismos principios que el Assessment Center (evaluación estructurada en grupo con participación activa de los profesionales de la empresa); diferenciándose, sin embargo, por la forma individualizada con que es organizado  y por los tipos de ejercicios utilizados.

Las áreas de aplicación son las mismas que en el Assessment Center con la aplicación a mayores en procesos de coaching. Las ventajas son similares, sin embargo, por ser aplicado de forma individual, el análisis sobre cuestiones relativas al trabajo en equipo, son menos evidentes que en un Asessment Center.

Considerando que la metodología y las herramientas utilizadas son semejantes, ciertas características los diferencian:

  • En el Assessment Center, diversos participantes son evaluados simultáneamente por diferentes evaluadores, en el individual cada participante es evaluado individualmente.
  • En el Assessment Center, los participantes pueden ser evaluados no solo por los consultores sino también  por los gestores o profesionales del área de RR.HH.  de la empresa cliente, entrenados previamente. En el Assessment Individual, las evaluaciones son realizadas exclusivamente por consultores expertos.
  • Una evaluación individual es más rápida y presenta unas necesidades logísticas más simples que una evaluación grupal.

Esperamos poder haber cumplido nuestro objetivo de clarificar los aspectos más significativos de un Assessment Center.